viernes, 25 de enero de 2008

OpenMind

Son muchas las interesantes iniciativas que se mueven dentro del sector de los lenguajes de programación, Ruby, Phyton, Groovy ... que se suman a los miembros del excenario existente Java, .Net, C, Perl, por enumerar unos pocos.

Es curiosa la postura habitual de los tecnólogos, en defender a ultranza las tecnologías a las que están acostumbrados, en realidad la tecnología que les hace sentir seguros. Una costumbre habitual en el sector de la Bussiness Consultant és la de evaluar las diferente alternativas, los diferentes productos, los diferentes proveedores. Y intentar buscar la mejor solución, o la que más se adapta a los requisitos del cliente concreto.

No vamos a entrar en un texto demagógico que defienda a ultranza de esta situación, en muchos casos viciada y condicionada por los beneficios particulares que vayan a aportar al "evaluador" en función de sus propios intereses. Que al final acaba condicionando su valoración. Pero el fondo de la iniciativa és la esencia que no deberiamos olvidar como Ingenieros.

De hecho organizaciones gobernamentales como CIDEM en Catalunya, Centre de Innovació i Desenvolupament Empresarial, que promueven que sea el cliente el que se obligue a seguir esta práctica a partir de subvenciones y ayudas con productos como el DOMD (Captación de requerimientos) o AC (Asesoramiento a la compra), en realidad es si más no curioso, que tenga que ser el cliente el que eduque al proveedor a la hora de seguir una buenas prácticas, en cualquier caso bienvenido sea.

¿Por qué esta reflexión? Básicamente por que me parece una lástima que en el mundo del desarrollo la mayoría de proveedores no hablan ya como ingenieros, si no como expertos tecnológicos ¿Es por que estamos acomodados? ¿Hemos perdido ya la curiosidad?

Supongo que en realidad es un poco por todo, la compentencia hace que tengas que ser más eficiente, más eficaz, y el acto reflejo antes esas necesidades es la especialización. Quizá sea esa la cuerda que ahoga a las empresas de Consultoría, o quizá sea esa su única vía de supervivencia.

En cualquier caso, me gustaría abogar, des de el "anonimato" que me da el no ser más que un desconocido, por la vuelta a las raíces, por no olvidar lo que somos, Ingenieros, y por evaluar siempre por la mejor solución ante el problema que nos plantéa un cliente. Al fin y al cabo, eso nos llevará a un win/win.

En el fondo, la postura de la especialización es la mejor salida a corto plazo, yo considero que la alternativa de la ingeniería en cambio, debe serlo a medio/largo donde la flexibilidad que te aporte el conocer las diferentes variables y en aplicar siempre la mejor solución posible, acaben enriqueciendo a tus ingenieros, acaben aportando mejores soluciones a tus clientes y, acaben preparando a tu organización ante futuros cambios.

Un saludo,

Ivan

No hay comentarios: