jueves, 27 de marzo de 2008

Fix U

En ocasiones amor no es suficiente.

La vida, el día a día, te erosiona, matiza tu persona, tu representación de ti mismo. En ocasiones confundes amor, posiblemente sin darte cuenta, con renunciar a ti.

Te castigas justificándolo en nombre del amor. ¿Porqué no cambiar? ,¿Porqué no adaptarse?, incluso castigas exigiendo equidad.

Te resulta incomprensible no poder renuciar a esas diferencias, a esos matices, no poder superarlos por el bien del amor común.

Pero en realidad el amor es subjetivo, cada persona tiene una visión diferente del amor... Es por eso que, en ocasiones, por amor ... debes aprender a renunciar.

Y lo que dure amor duró.


Puente de los suspiros - Venecia