miércoles, 11 de junio de 2008

Aquellos maravillosos años

Esta semana hemos hecho en Sadiel el saludable ejercicio de traer fotos de pequeño, para montar un mural con los orígenes de cada uno.

Que grandes tiempos en los que la palabra stress no estaba indexada en nuestro diccionario, y en los que mi perro de peluche podía pasar perfectamente por caballo



La verdad es que por aquella época ya tenía pinta de casanova, con mis zapatitos de hebilla, mis calcetines de punto y, por supuesto, mi trajecito de soldado.

Ivan

1 comentario:

Anónimo dijo...

Parece que en esa época ya empezabas a tener entradas ¿no? Jajaja. ¿Porqué no cuelgas la que tenías en el primer carnet de la FIB? Aquella en la que pareces el camarero de vacaciones en el mar...

Un abrazo Don Juan !

Óscar.