martes, 12 de agosto de 2008

Código abierto

Esta semana leí unas declaraciones del señor Stallman, como siempre dilapidario... "No se debe decir nunca la palabra propiedad intelectual. Ese término es un engaño"

El defensor del código abierto, de la liberación intelectual, de liberar las contribuciones a la sociedad, al público, al futuro, y promover la mejora continua, la posibilidad de que alguien mejore tu trabajo sin tener que tropezarse con las piedras con la que topaste tú ...

Más concretamente habla de propiedad intelectual como "El término propiedad sugiere otro marco conceptual que es incorrecto, ya que alza los intereses del autor sobre los intereses del público, y el interés público es lo más importante en todos lo relativo a los derechos de autor"

Recuerdo haber visto un documental en La2, uno de esos que no habría visto jamás si un amigo no me lo hubiera pasado por la "mula" ... y que conseguí ver por completo al cuarto o quinto intento, el resto de ocasiones... digamos que podría dar la excusa de estar cansado ;) ... por que uno es freaky solo en los ámbitos no informáticos ... es la lacra de haber estudiado mi ingeniería (sirves para configurar televisores, montar ordenadores, hacer montajes con el photoshop, buscar como llegar a un sitio por internet, y claro ... para ser susceptible de ser catalogado como freaky... pese a no haberte puesto el traje de padawan en tu vida, ni saber como se escribe xewaka ;P)

Bueno, que me pierdo ... en ese documental, Stallman hacía un ejemplo ilustrativo, alguien se imagina a un cocinero que esconde sus recetas, con el fin de que nadie las pueda mejorar, te imaginas a tu madre ocultándote como hacer lentejas, ese maravilloso puchero revitalizante de energía? JAMÁS... (creo que más bien al contrario ... a ver cuando aprende el parásito éste jejeje)

Así que he decidido contribuir mi postre favorito, la receta de flan de mató (tanto royo para esto) no tendrá mi toque mágico… basado en tirar besos, mover levemente el culito y los hombros y, por supuesto, cantar el "Ni tu ni nadie" de Alaska cubierto por mi delantal de tapitas… mientras bato los ingredientes (NO, no lo haré delante de nadie, así que ahorraros las peticiones, es un momento privado, irrepetible, personal e intransferible)

Ingredientes
  • 150 gramos de azúcar
  • 300 gramos de leche
  • 250 gramos de nata líquida
  • 250 gramos de mató
  • 1 sobre de cuajada
Ponemos en un bol la cuajada, el mató, el azúcar, la nata y los trituramos, cuando el mató este desecho, añadimos la leche y volvemos a triturar. Seguidamente rellenamos los moldes y los hacemos al baño maría en el horno a 180º Grados y durante +- 1/2 Hora. Es recomendable realizar este postre de un día para otro.

Mis recomendaciones, mejor envases individuales que grandes, reduces el riesgo a que no se haga bien y no cuaje. Pese a que la teoría habla de media hora a 180º depende mucho del tipo de horno, yo os recomiendo que espereís a que se dore el dorso del flan, ese es un buen indicativo, aunque hayan pasado 45 minutos. Por último, yo los suelo dejar en la nevera 24 horas, asegura bastante el proceso de consistencia del flan.

Por favor, creerme, esté postre gana mucho si los sirves con miel, believe me!!!! Aunque algunos lo prefieran solo o con caramelo.

Justo cuando cojáis la batidora, empezar a mover levemente la cadera y pronunciar las palabras mágicas… “Haces muy mal, en elevar mi tensión. En aplastar mi ambición…” a partir de ese momento empezar con los hombros… un leve balanceo de izquierda a derecha…

Por último, intentar no saltar, aunque la canción lo merezca… y si lo hacéis intentar que sea habiendo soltado el botón de la batidora, vuestro mármol lo agradecerá.

Si no sigues los pasos tal y como he dicho, y no envías este mail a treinta y cuatro amigos calvos, el flan no cuajará y no serás feliz, feliz como un hipopótamo.

.:: El que no crea en la magia que no espere encontrarla ::.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Ja tinc la recepta de una de les teves delicatessen. Ara només he de trobar una bona ocasió per estrenar-me. Ja t´explicaré, però crec que tinc l´èxit assegurat. Un petó. Noemi (la del Pepe).