viernes, 24 de abril de 2009

Fortuna

Para muchos es la diosa...

Algunos pensaran directamente en la quiniela, la primi, el euromillón ... a mi en el fondo, la lotería me tocó hace 20 años, y no es broma.

Hace 20 años, después de una chiquillada dejé de jugar a futbol, además de suponer un beneficio para ese deporte ... creo que nací con los pies cambiados, fue a parar a mi mano una pelota en un pato de colegio...

Por aquellos entonces se trataba de tirar fuerte... mi entrenamiento veraniego con Joan, para ver quien era capaz de cruzar el cauce del río a pedradas daba sus frutos ... que grande eso que algunos llaman destino, y que puso en mi camino el balonmano.

Esta noche, había quedado con otro de esos grandes amigos, Toni, para cenar con él en el bar de uno de esos que ... no deben faltar en tu vida... Siscu. Con la esperanza de ver a los Jordis y poderles felicitar el Santo en persona. Además Isidre y Jose me habían comentado que podiamos vernos allí. Como David se va el fin de semana, pues esperaba verlo un rato... Así como Poet, que de vez en cuando nos regala su presencia.

TODAS las personas que he comentado anteriormente pertenecen a la familia del balonmano, son tan importantes (No más, pero espero que no sea poco) como mi familia. Algunos juegan, otros comparten conmigo momentos y estan en lo cotidiano ... pero están totalmente integrados y forman parte de ella.

Esa familia, que empezó a formarse hace 20 años, que me da vergüenza enumerar por las muchas experiencias, aventuras, historias, personas que habéis compartido conmigo un instante... sobretodo por no olvidarme de nadie.

Hoy, iluso de mi, acompañaba a Toni a casa de Jordi para probarse unos pies de gatos ... 30 años no han dado el hervor suficiente para dejar atrás la inocencia que siempre me acompaña. Lo demás... el alucinante olor a gambas, la mesa preparada y la gran sorpresa de tenerme una cena preparada ... pues que voy a decir, que no tiene precio.

Todo para recordarme que hace 31 años y un día, mis padres decidieron bajar a pasear por la Rambla, era el Sant Jordi del año 78, y el nene no se acababa de decidir... ¡Qué coño! en el jacuzzi que me tenían preparado se estaba de coña, no sabía lo que quería decir la palabra stress, ni felicidad, ni caída, ni dinero... (y qué feliz es uno en su ignorancia) también es verdad que aún no había probado el chocolate, seguramente sería eso lo que me llevó a sacar la cabeza a las 22:00 de un lunes, hace casi ... 31 años.

No se si la primavera me gustaría tanto si no fuera por estos dos días, pero lo único que de verdad importa es que me gusta. Y lo que también se, es que momentos como los de hoy, son geniales.

MUCHÍSIMAS GRACIAS A TODOS!

Los que lo habéis organizado y los que habéis venido (Alpu, Lau, Jordi, Montserrat, Isidre, Jose, Poet, David, Toni, Casi, Siscu, Dida y Periku)

y los que os acordéis de mi hoy claro!

PD: Pues sí, la amistad... es FORTUNA... y yo me siento ENORMEMENTE AFORTUNADO.

Me gustaría poner una foto, pero la verdad es que no tengo fotos de todos, así que mejor de ninguno.

Un abrazo y muchos besos,