domingo, 8 de agosto de 2010

24/07/2010 - 1. Reykjavík - Skógar

Es evidente que las cosas nunca son como las planeabas, todos los planes sirven exclusivamente, que no es poco, para saber en cuanto te estas desviando …

Banda sonora del día:





Llegamos muy temprano al aeropuerto del Prat, con el miedo de la operación salida muy presente, optamos por una postura más precavida, a las 17:30 -18:00 estábamos allí pese a que el avión no tenía prevista … bendita palabra … hasta las 21:55.

En la cola de facturación ya conocimos a otros viajeros, sentados en el suelo esperando hasta que abriesen el mostrador para efectuar el check-in. Algo que no sucedió hasta pasadas las 19h, y fue para regalarnos una primera bofetada … el avión venía con retraso y no aterrizaría hasta las 00:00 … embarque a las 00:30 … despegue a la 1:00 … con lo que si tenemos en cuenta las 4 horas de vuelo, menos las 2 de diferencia horaria nos plantábamos en Keflavík a las 3:00 de la mañana …

VIVA!

Imaginé que la empresa de coches estaría sincronizada con la terminal, aunque preferí enviarles un mail. Al igual que al hotel donde teníamos noche reservada en Reykjavík.

Durante la espera hicimos buenas migas con unos amigos de Bilbao Bikendi y Iraia que con 22 añitos ya han explorado mucho planeta...

Maldita la hora, a las 21:55 en el Módulo 4 de la terminal 2 del Prat, la antigua, se nos presenta el equipo de iceland express para decirnos que todo había sido un error … y que volábamos en tiempo … la inercia a quedar bien me habría vuelto a traicionar si no hubiera sido por que el servicio de Internet del aeropuerto es una estafa … y te ponen mil y un impedimentos para que consigas abrir una sesión antigua y, lo que es peor, cerrarla cuando acabas de consumir su servicio…

El caso es que lo mejor estaba aún por venir, fuimos entrando al avión, tomando asiento, llenando los armarios superiores … hasta que de golpe empiezo a ver gente que vuelve de la cola del avión, nosotros estábamos ubicados en la Fila 18 … “¡Pero bueno, yo tengo la fila 33 y solo hay 25!” Las piernas nos empezaban a temblar. Efectivamente … pero no se preocupen, vayan buscando sitios libres a ver si hay sitio para todos … como diría Toni “Flipa, Flipa!!”

El vuelo no se hizo largo no, se hizo eterno, teníamos a una pareja detrás de esas que dominan del uso del “Sats” en catalán … para los catalanes imagino que no hace falta explicación … pero imaginaros 4 horas de vuelo a ritmo de “Per què jo me l'estimo molt … Sats! I clar, ara ho estic passant malament, Sats! … bla bla bla bla Sats! Sats! Sats!” … en fin …

Llegamos a las 2:30 a.m Ya con horario islandés. Es decir media hora antes de la hora a la que se supone que habríamos llegado en base al primer problema, y ¡premio! … el del coche de alquiler no estaba, tiramos de la guía de teléfonos que nos habíamos preparado … pero claro, quien coño va a estar en la oficina de la casa de coches de alquiler … Gracias sadcars.

El caso es que, después de una hora de espera, me di de alta en el ADSL del aeropuerto de Islandia, curiosamente utilizaba la misma estrategia ladrona que el del Prat … pero ya escaldado de “Tu primera vez” no tuve problemas para conservar algo de tiempo disponible para futuros marrones … yo siempre tan optimista jejeje (Más tarde comprové que no era así, fue totalmente imposible identificarme con mi antigua cuenta durante la espera para volver a Barcelona)

Quería comprovar si la persona de Sadcars había leído el mail, y tanto sí como no, escribirle uno, con la esperanza de que pertenezca a ese colectivo freaky que lee mails entre la apertura de un ojo y el otro, o cuando se levanta a mear en medio de la noche …

La cosa iba así, me había contestado un mail, dándome el teléfono de un compañero y diciéndome que lo llamara al llegar … esto sí que es un buen servicio, gracias sadcars … totalmente recomendado :SSS

A eso de las 4 nos cogen por fin el teléfono, que la verdad no está mal, si hubiera sucedido en Barcelona, nos podrían haber dado las 10 de la mañana esperando.

Así que, entre espera que vengan a buscarnos, firma contratos, nos entregan de un Golf, que no está del todo mal, y explicaciones varias … llegamos a Gardur Inn, nuestro primer hotel sobre las 5:30 … el desayuno a servirse de 7 a 10... Evidentemente nos levantamos a las 11:15 o 11:30 jejeje con hambre, pero algo más descansados.

A partir de ahí, de menos a mas, el paisaje desde Keflavik hasta Reykjavik es desolador, como todas las descripciones leídas … “lunar” A partir de ahí nos acercamos a Þorlákshöfn para pillar el Ferry camino de las Vestmann Islands, como os comentaba en el plan unas islas con la comunidad más poblada de aves de Islandia, un completo tesoro para cualquier Biólogo.

Los horarios pero, no nos iban del todo bien, así que decidimos descartar la opción de visitar las islas y dormir en ellas la primera noche, y seguir hasta Skógafoss y Skogar.

Al poco de superar Sellfoss el paisaje cambia radicalmente para bien, las elevadas montañas con unos tonos verde musgo, marcan el perfil de la ring road, la 1, los campos están llenos de muchas aves, ovejas, vacas y caballos, muy pero que muy bonitos, no se si sabéis que la raza de caballos islandeses es muy especial y que ha sido protegida durante muchos años, tiene su origen en la época vikinga, y no permiten el acceso de otras razas equinas que puedan alterar ésta.



Paramos en una de nuestras primeras grandes cascadas, Seljalandsfoss, una cascada que queda expuesta a la visita interior del visitante y que, desde la carretera permite ver a lo lejos las dejadas atras Islas Vestmann.





Las enormes cataratas se repiten una tras otra … hasta llegar al precioso lugar donde dormimos hoy, a los pies de la cascada Skógafoss, con una caída de unos 60 metros … a escasos kilómetros del queridísimo Eyjafjallajökull.



Mañana intentaremos llegar a Þorsmörk, aunque son muchos kilómetros para solo una jornada (25,7) por lo que lo más probable es que subamos hasta ver los glaciares y volvamos a Skogar.

La región de Þorsmörk está declarada como parque nacional, son un sinfín de valles cubiertos de flores, una continuación de cascadas, y tres glaciares hacen de su variedad cromática un verdadero regalo para la vista.



Compartiré con vosotros más adelante el álbum de imágenes completamente editado, son miles las fotos a repasar y el trabajo de selección es difícil.

Ruta del día:


Ver mapa más grande

Mañana más.

Un abrazo,

1 comentario:

Marlène Gil dijo...

Bueno... qué decir sobre ésto? ¡Bellísimo!

1*