lunes, 30 de agosto de 2010

11 - 14. 04/08 al 06/08/2010 - Reykjavik

Creo recordar que con la primera persona con la que hablé de este viaje, cuando simplemente se trataba de una remota posibilidad, ya fui alertado en relación a que Reykjavik no tienen chicha para muchos días.

Muy a nuestro pesar, no teníamos días para hacer un par de temas pendientes que nos apetecían más que pasar 3 días en la capital. Pero las cosas vienen como deben venir.


La primera tarde, después de los muchos kilómetros que nos trajeron desde Arnastapi, la verdad es que dieron para poco, descubrir un agradable Italiano en lo que parecía el casco antiguo de la ciudad, cerca del ayuntamiento y el Lago de la ciudad.


El siguiente día, todavía con coche disponible, lo aprovechamos para ir a la Laguna Azul, la verdad es que el día se levantó con niebla y lluvioso, ya sabéis que soy rarito, de los que le gusta ir a la playa los días de lluvia, así que ir a la laguna azul un día de lluvia me parecía perfecto ... a veces para luchar con el enemigo lo mejor es unirse a él ... así que ... qué mejor manera de evitar la lluvia que ponerse a remojo ... :DDD

Además, como había poca gente, pudimos disfrutarlo más cómodamente ... estuvimos durante 3 o 4 horas, es una experiencia curiosa, de la cuál ... evidentemente no hay imágenes XDD pero que no da para más. La idea era visitar algo más por la zona, pero entre el tiempo y la relajación con la que salimos, pues volvimos hacia la capital.

Teníamos una cita a las 19h para devolver el coche, en el hotel con el personal de sadcars, y al igual que sucedió con la llegada, ni acordarse de nosotros, que lamentable tener que llamarles para recordarles venir a buscar su coche, un poco desastre para ser claros.

La dinámica del resto de días en Reykjavik no dieron para mucho más, el ayuntamiento tiene una bonita exposición de fotografía, unas preciosas vistas del lago desde un genial café, y una reproducción bastante grande del mapa de Islandia en relieve.


A partir de ahí la catedral, con conciertos de órgano, y visitar su torre, desde la que se puede observar toda la ciudad. Muchos jardines, el museo de arte ... alguna escultura homenaje a los primeros vikingos.


La escultura por excelencia del Sun Voyager ... Paseos por algunas de sus galerías de fotógrafos ... eso me permitió descubrir a un maravilloso fotógrafo Islandés. Örvar Atli Þorgeirsson - Arctic Photo.

Su mujer, con la que compartimos una buena conversación, me recomendó un par de webs donde se predicen las auroras boreales. Fotografía de la que son absolutos expertos ... mmmmm cuanto por aprender.

Otra de las actividades interesantes fue la de degustar un Around Reykjavik menú en el restaurante de moda Fish Company, nos apetecía degustar algo de cocina típica, algo de pescado, para nuestra sorpresa, ya que en el menú no especificaba los platos ... el segundo plato fue ballena, la verdad es que fue una situación extraña ... me siento vinculado con ese tipo de animales, pero no tengo derecho a juzgar a nadie por alimentarse de ballenas como nosotros nos alimentamos de cerdos.


No voy a hacer de esto algo populista, simplemente me gustó, tiene una textura muy similar a la carne, como un filete de atún a la plancha, iba acompañado de un salteado de shitake, en fin ... realmente bueno.

A partir de ahí, voy a reconocer que ... tiendas de souvenirs, tiendas de souvenirs, tiendas de souvenirs ... por más que paseábamos ... y buscábamos cosas que ver, no mucho más.

Os dejo algunas muestras de lo curioso que visten los islandeses, almenos en la capital, no tengo muestras de las muchas chicas que vi con chanclas de piscina y calcetines de lana, pero os aseguro que no fue una ni dos ...





El siguiente post, será un pequeño resumen con temas pendientes, sensaciones y alguna cosa más. Pero para acabar el recital que fue la llegada a Islandia, la maravillosa compañía Iceland Express nos esperaba con un nuevo retraso de 3 horitas ... "solamente"

Y con esto y un bizcocho ...


Solo puedo decir que ha sido un gran viaje, una gran experiencia, ha valido la pena tantas y tantas horas de documentación, de estirar la experiencia ...

Un abrazo,

No hay comentarios: