martes, 10 de agosto de 2010

25/07/2010 - 2. Skógar - Skaftafell

La noche en Skógar pasó con algo de frío, normal dadas las circunstancias, por la mañana un nuevo amanecer gris, algo amenazante, pese a todo el objetivo estaba claro, así que nos pusimos en marcha camino Þórsmörk.

Para hoy, vamos a cambiar de grupo ... aunque me temo que acabará siendo un monólogo de Sigur Ros, os dejo con Mum - Green Grass Of Tunnel



La traducción de Þórsmörk es el bosque de Thor, los islandeses son muy dados a crear palabras nuevas en base a combinar palabras antiguas. Es así por ejemplo, no se si atreverme a decir que todos los lagos acaban en vatn (MyVatn se podría traducir por agua mosquito) fjördur evidentemente fiordo, jökull es el sufijo para denominar glaciar y un largo etcétera.

Ya os he hablado con anterioridad del trekking que une Landmannalaugar y (Podéis encontrar más información aquí) Me he quedado con muchas ganas de hacerlo completo, así que si alguién se apunta que me lo haga saber, a ver si podemos coordinar esfuerzos.

Imagen de la ruta:


La subida hasta el origen de Skógafoss es quizá lo más duro jejeje, a partir de ahí, un trekking que daba sentido a tantos meses de espera. No tardamos, eso sí, en hacer uso de nuestras capelinas, nuestras mejores amigas visto lo visto.

El sendero fue duro, en algunos puntos incluso peligroso, aunque siempre puedes optar por alternativas más cómodas. Una catarata predecía a la siguiente, la tierra completamente negra, nos hacía imaginar que estábamos pisando ceniza volcánica. Algo relativamente razonable, ya que a escasos kilómetros está el glaciar/volcán Eyjafjallajökull.

Como se puede ver en la siguiente imagen, los primeros pasos son prados verdes que contrastan con la tierra volcánica negra, que en muchos puntos elevados, con texturas similares a las dunas en la playa, hacían muy cansada la subida.


El sendero está perfectamente señalizado, y pese a lo bello del mismo no estaba para nada masificado, en muchas ocasiones, cosa que era de agradecer, las únicas compañeras del viaje eran las ovejas.

Caminamos aproximadamente unos 9-10 kilómetros de subida, pero Marian empezó a sentir molestias en el psoas... no es que sea un experto fisioterapeuta, pero soy un pupas, y tengo especialidad en la zona púbica … no voy a dar más detalles, no es mi intención pasar a estar en vuestra lista de fanfarrones ;D jejejeje


La realidad es que la constante, aunque no muy fuerte lluvia, empapaba nuestras capelinas, por lo que hacia la 13:00h después de unas 3:30h de ascensión, decidimos volver por nuestros pasos.

La bajada fue aún más bonita que la subida, las horas habían borrado esa fina capa gris que enfriaba los paisajes a primera hora del día, y nos dejó tomar nuevas fotografías mucho más bonitas, dentro de lo complicado del clima.


Sobre las 14:45 estábamos ya en el coche, aprovechando para comer y decidir cuál podría ser el siguiente paso, la previsión era estar dos noche en Skogar, pero nos parecía mejor continuar nuestro viaje … teniendo en cuenta la libertad que nos daba poder dormir en camping por libre.

Quiero aclarar que la zona de Skogar, no es un camping en sí mismo, más una zona de acampada con refugio habilitado. Con duchas que sacan agua ambientada en aroma de huevo podrido por 300 ISK y poco más.

A partir de ahí, visitamos Vik, donde llenamos la despensa de víveres, y un par de pequeñas poblaciones más. Los paisajes eso sí, continuaban siendo preciosos, a las orillas de la carretera muchas parcelas de prados verdes con ovejas, caballos y algunas vacas.

Entre Vik y Skaftafell el paisaje se enrarece, parece realmente paisaje lunar, a ambos lados de la carretera campos inertes que, por el hecho de estar en Islandia, nos parecen restos de lava, pero la realidad es que no tenemos ni idea de que se trata (Más tarde pudimos contrastar que realmente se tratan de campos de lava, que con el tiempo se han visto cubiertos de )

La carretera se aproxima a Skaftafell, de fondo el mayor glaciar de la isla promete multitud de aventuras Vatnajökull ¡Allá vamos!

La llegada no puede ser más prometedora, fuera de la zona de excursiones concertadas al glaciar, para ser sinceros, después de la paliza del día en Skogar, y con Marian aun convaleciente , no es un plan excesivamente sugerente.

Esto sí, esto empieza a parecerse a un camping de verdad, zona de baños, zona de duchas, zona de información, zona de lavadora / secadora … impresionante … y lo mejor de todo, bar con sopa calienteeeeeeeeeee!!!!!

Después de una buena cena, la tienda montada … y un leve intento de lectura … mmmmm a fer nones.

Mapa de la ruta: