jueves, 21 de abril de 2011

The Way

Bueno, otra semana intensa, disfruté de mi regalo de Reyes ... sí sí, después de unos meses de espera jejeje un genial viaje a Amsterdam, además justo en la época que más deseaba, en primavera. 

Era un viaje corto, llegada el viernes y vuelta el lunes, no nos dió tiempo de ver poblaciones interesantes de los alrededores como Voledam, Marken, Eden etc. pero sí para visitar a fondo Amsterdam (como siempre ahorrándonos los museos y acceso a recintos culturales similares) además de Kaukenhof y Utrecht.

 

La primera noche, llegamos sobre las 9 de la noche, teníamos el hotel cerca de la plaza Dam, la comodidad de estar cerca de trenes y tranvía, no se si compensaba estar tan cerca en el "centro", la sensación fue negativa ... no soy muy fan de las masificaciones de gente, pero mirando ahora en perspectiva ... quizá compensaba.

Paseamos por el Red District, no me voy a extender mucho ... es lamentable... turistas (en el fondo igual que nosotros) paseando como en una atracción mientras chichas se agolpan en puertas transparentes, negociando y ejerciendo el Sexo ante la multitud ... en fin.

No fue la mejor impresión.

Para seros sinceros no fue mucho mejor nuestra segunda jornada, habíamos decidido destinarlo a Keukenhof, el jardín de tulipanes. Coincidió con la Flower Parade de Lisse ... y nos las vimos y deseamos para llegar (colas de horas para pillar el autobus) y más masificaciones dentro del jardín para pasear y disfrutar de las flores. 


Me las vi y me las desee para obtener tomas sin gente ...

Lo peor estaba por llegar, justo a la hora de volver, empezó la Flower Parade y el conductor del autobús se metió en medio de la calle donde se acumulaba la gente ... total que tuvo que para el autobus y nos dijo que la cosa iba para "UN PAR DE HORAS" así que volvimos a Keukenhof y pillamos otro autobús.

A la llegada a Amsterdam habíamos quedado con Núria, una amiga de toda la vida que ahora vive en Utrecht y que con Baptiste nos mostró Amsterdam Norte, donde cenamos. Y al día siguiente quedamos en su cuidad. Los desplazamientos en tren por Holanda son muy cómodos, la verdad. En poco más de 25 min estábamos allí.

Utrecht es otra ciudad de canales, nos comentaron que generalmente está más concurrida, pero la verdad es que, quizá por que hubiera mucha gente de vacaciones, era tranquila, muy tranquila. Me sentí mucho más confortable que lo que conocía de Amsterdam.


La verdad es que estuvo genial compartir con ellos ese par de días, de vuelta ya por Amsterdam, nos dió tiempo de pasear por las zonas menos concurridas y mucho más amables de la ciudad, el barrio de los Canales, la zona del Canal Amstel, El Jordaan, El barrio de los museos ... lugares muy interesantes, y que con la buena luz que tuvimos, nos dió buenas oportunidades para disfrutar de la fotografía.



Quizá esta sería mi preferida, un bonito reflejo después de comer una MARAVILLOSA dutch appletart ... MAAAAAADRE MÍA!!!!


Podéis ver más imágenes en mi flickr

Un abrazo,



¿Conoces ya mi nueva galería?:

1 comentario:

Alfonso de la Fuente Ruiz dijo...

Pues a mí me gusta más la foto de las barcas, con la rama de árbol cruzando el canal. Interesante lo de Utrecht, me lo apunto...