sábado, 7 de mayo de 2011

No recomendado para menores de ...

La verdad es que los cuatro clásicos han levantado ampollas, incluso yo, que no soy fan de ninguno de los equipos me dejé llevar por la tensión y, tomé parte, seguramente de manera no acertada. En el fondo es normal que establezcas simpatías, me sigo considerando deportista, y hay comportamientos con los que me siento más representado.

No iba a escribir sobre el tema, hice un comentario en fb y salí escaldadillo jejeje pero es que acabo de ver un reportaje en la Sexta de la rivalidad entre Federer y Nadal. Y me dan ganas de gravar muchos de los partidas, la final en Wimbledon, la final de Australia ... para enseñarlas a los niños, para enseñarlas a mis hijos el día que los tenga si todo va bien.

Algo parecido a la final de la Olimpiada de Basket entre España y USA, o algo parecido a la celebración de Iniesta en la final del Mundial, con abrazos entre Busquets y Iker, con Reina ... con deportistas en máxima plenitud. Seguro que hay miles de escenas más emotivas... 

Pero ninguna se parecen a las actitudes de Mourinho durante toda la temporada, y ninguna se parecen a las que hemos podido ver por parte de los dos equipos (incluyo técnicos) durante estos 4 clásicos. Y si hoy, hubiera sido padre, me habría planteado mucho si  esa es la imagen del deporte que me gustaría que se llevara alguno de mis hijos, sobrinos o infantes en cualquier caso.

Palabras como robar, pisotón, puto amo, piscinero, no deberían estar en el diccionario de un niño.

Sin más.

Saludos,