lunes, 6 de agosto de 2012

No me digas lo que no puedo hacer

No se cuantas escenas de película me vienen a la mente en relación a esta frase, esta semana sin ir más lejos he leído declaraciones de gente famosa al mismo respecto.

Gente famosa de diferentes ámbitos, y que son de interés por diferentes motivos como más adelante descubriréis ;-) pero que en el fondo vienen a decir lo mismo.

En primer lugar Michael Phelps, sí ... tiene un pié como mi cuadriceps, pero nadie regala nada, seguro que ni siquiera él soñaría de pequeño llegar hasta donde ha llegado ... y no me valen populismos de si se ha fumado un "peta" y por eso es mal deportista ... muchos de los que le critican visitan baños con tapas plateadas ...

Por otra parte Charlize Theron, no es que me gustara mucho Prometheus, que no está mal, pero justamente hace unos días leía una entrevista de ella, en la que explicaba lo mucho que ponía en cada una de sus películas y lo mucho que se esforzaba en dar la perfección y meterse en sus papeles, y que solo entendía la vida de ese modo ... y que con ese modo, cualquiera puede llegar a cumplir sus sueños

Está claro, lo dice gente de éxito, a la gente que lo ha intentado y ha fracasado no le ponen un micro delante, ni le pregunta la clave de su éxito...

Otro gran ejemplo, uno de mis preferidos, una de las personas que debería ser de obligada referencia para casi todos, es Ferran Adrià, alguien que creció sin saberlo sobre la "teoría de los puntos" de Steve Jobs, para convertirse en un visionario ... Pasión, Contribución y ganas de trabajar ... de compartir, de ayudar a crecer al resto ...

Se me ocurren muchos más, la escena de Will Smith y su hijo en "En busca de la felicidad", o el ya mencionado en el blog anteriormente discurso de Pep Guardiola sobre "aixecar-se ben d'hora, ben d'hora"

Creo que una de las cosas más importantes que podemos enseñarles a nuestros pequeños, los que tengan hijos, sobrinos, o hijos de amigotes, sí a esos que representan nuestro futuro, el único ápice de esperanza de la sociedad actual, es que aprendan a decidir ... y a no conocer la palabra límite 


No sabía que era imposible, por eso lo consiguió (Jean Cocteau)

Os dejo un vídeo que pasó hoy Stefan por facebook, otro gran ejemplo de superación y de no conocer la palabra límite.

El vídeo tiene poco que ver con el contenido del artículo, pero me ha parecido interesante la apuesta por el positivismo, que sí ... puede ser populista, pero necesitamos algo más que malas noticias.

 

Siempre que llegan unos juegos me doy cuenta de lo que amo el deporte, y de lo importante que ha sido en mi formación y en la definición de mi vida.

Un fuerte abrazo,