domingo, 15 de septiembre de 2013

Marnaton Cadaques 2013

Bueno,

aunque todavía no lo tengo del todo decidido, y pese a que me hacía una especial ilusión el viaje a Formentera y iniciarme en la larga distancia, creo que va a tener que esperar. 

El cambio de trabajo, y el no haber casi podido entrenar los últimos dos meses me hacen ver que estoy lejos del estado de forma necesario para superar los 11Km de Formentera, que en condiciones normales me llevaría algo así como 4 horas de nado.

Volviendo con la travesía de Cadaqués, pues que decir, siempre pienso que son más especiales el resto de travesías del año, por que son más "íntimas" en comparación a lo masiva de cadaqués, pero nada más lejos de la realidad, lo exquisito de la organización del equipo humano Marnaton, y mágico que tiene ya de por si el paraje lo hacen incomparable.

Aunque mis mejores sensaciones este año se las lleva Sant Feliu. Ahora espero reencontrar los ritmos de entreno en el CEM Maresme, y ver si, una vez me sitúe en mi nueva experiencia profesional, puedo sacar un hueco para volver a los entrenos del grupo de Marnaton que tanto he echado de menos este inicio de curso!!

La travesía de este año tenía alguna novedad, creo que han sido aciertos por completo de la organización.

Además de repetir la distribución de la movilización de participantes a la salida, por tierra (autobuses) y por mar. Habilitaron en cala jugadora una zona de avituallamiento (agua) y entretenimiento con un concierto en directo, que hizo si cabe más distendida la espera del inicio de la travesía.

Al saber que este año volvería a nadar "solo" la travesía, Jore causó baja de última hora, y mis amigos triatletas están preparando algún otro evento en el calendario, le pedí a Marian que me acompañara a la salida, así que ni autobus ni barca, subimos a las 8 en coche, y así ella también podría disfrutar de la salida.

Creo que es el momento más emocionante con diferencia de este evento en particular, y seguramente de cualquier otro evento del que, al menos yo que soy un newbie, haya participado antes.

Ni que decir que en esta ocasión tampoco defraudó.

El inicio de la travesía, siguiendo con la dinámica de Sant Feliu, no fue especialmente estresante, si bien es cierto que éramos más del doble de participantes, pero nadar en grupo tiene muchos beneficios, y si bien en esta ocasión no volamos, sí me permitió llevar un ritmo muy correcto de 17:30 min/km.


Los objetivos que me habían marcado eran los de bajar de 2h siempre que el mar lo permitiera. Así mismo tenía otros objetivos, a nivel de técnica:
  • Concentrarme en aumentar mi SPM, por las últimas lecturas que he realizado tengo un ritmo de brazada/minuto lento, y además Rafa siempre me insiste en que hago paradas antes del recobro ... por lo que es una oportunidad de mejora clara
  • Concentrarme en el centro de gravedad y en trabajar bien el rolido, tengo cierta tendencia a nadar plano en mar, el neopreno no ayuda a balancear el cuerpo en cada brazada
  • Por último, quería trabajar bien la orientación, he mejorado mucho en las últimas pruebas, pero en las últimas semanas habría trabajado la postura de la cabeza debajo del agua, y gestionar la exhalación regular y "relajada" ... combinarlo con la orientación era importante, si no a final de la prueba tendría un dolor cervical "generoso"
El parte meteorológico era positivo, con cierta tramuntanera de fondo que iba a soplar a favor en ciertos momentos de la carrera. El año pasado aún nos habría ayudado más, pero este año la organización marco un trazado más protegido pegado a la costa, yo personalmente lo prefiero, por lo que únicamente lo noté en el kilómetro 4 de la travesía.

Por poner un pero de la travesía de este año, a nivel organizativo, y con la boca pequeña lo digo, durante el briefing se insistió que debíamos superar las boyas dejándolas siempre a la izquierda... pero estaban tan pegadas en algún caso a las rocas, y éramos tantos que fue del todo imposible ... y claro, una vez te has saltado una boya dejándola a la derecha ... las siguientes se era menos riguroso.

Lo padecí especialmente en el último kilómetro, cuando las fuerzas eran más bien las justas, y entre la multitud de barcas que habían en el tramo de llegada y una boya que me hizo perder el río de nadadores ... me acabé desesperando.

El resumen es que los 4 primeros kilómetros fueron excelentes, y los completé en 1h09' a un ritmo más que satisfactorio, a partir de ahí tuve peores sensaciones, apenas paré en el avituallamiento que había a los 4200m, el único que hice, y lo pagué en los últimos metros.

Después de analizar los datos del GPs, volví a observar como ya me pasó en Sant Feliu, un gran cambio de rendimiento de los primeros kilómetros a los 2 últimos, por lo que tengo que trabajar fondo para poder asumir con garantías suficientes retos mayores.
    


Y mira que hay uno que lleva semanas rondándome la cabeza, pero eso exige toda una vida de preparación, veremos a ver lo que depara el futuro.

La lectura positiva ha sido la mejora en el SPM de los 52 de la travesía de Sant Feliu a los 62 de media en Cadaqués, mucho más acorde con el ritmo de brazada que debería ser (aunque sobre esto hay muchas divergencias)

El año que viene más, ahora toca temporada de muntanya i bolets!

Un abrazo,